Experimento social sobre los hábitos de compra en supermercados de Las Cruces, Nuevo México.

Un carrito de compra que evita la obesidad y los problemas de peso

Investigadores de la Universidad de Nuevo Mexico han demostrado que un simple cambio en el diseño de los carritos de la compra ayuda a que las personas hagan mejores desiciones sobre calidad nutritiva de los alimentos que compran.

La solución a los problemas de sobrepeso, obesidad o mala nutrición puede estar rodando justo frente a tí la próxima vez que vayas al supermercado.

Experimento social sobre los hábitos de compra en supermercados de Las Cruces, Nuevo México.
Experimento social sobre los hábitos de compra en supermercados de Las Cruces, Nuevo México.

Collin Payne es el profesor que ha liderado la investigación en supermecados de Las Cruces, donde han puesto cintas amarillas a lo ancho de los carritos de la compra señalando que depositen frutas y verduras delante de la cinta y el resto de sus compras tras la cinta.

“Y los resultados son el crecimiento del 102% en la compra de frutas y vegetales… con esta simple línea” dice Payne.

La idea de Payne es usar la psicología social para dar ayuda a los consumidores que se enfrentan a un bombardeo constante de ciertos alimentos en los medios y en las tiendas.

Anteriores experimentos menos exitosos incluían sistemas de puntuación de los alimentos más saludables, y el éxito de la línea amarilla demuestra que las personas estñan preocupadas por alimentarse mejor y agradecen herramientas que les ayuden.

Las pruebas continuarán con nuevos emplazamientos para la cinta dentro del carro de compra y también en otros espacios.

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *