La nanotecnología cambia el futuro de la cirugía plástica

nanorobotsEn muy poco tiempo muchas cirugías, incluyendo la cirugía plástica podrán ser efectuada por nanomáquinas. Estos dispositivos son pequeños robots microscópicos que pueden trabajar a un nivel minúsculo y actuar con mayor precisión que un cirujano humano.

La nanotecnología puede tener su mayor impacto en la industria médica.  Los pacientes podrán tomar líquidos que contienen nano-robots programados para atacar y reconstruir la estructura molecular de las células cancerosas y los virus.
Incluso los nanorobots podrían enlentecer o revertir el proceso de envejecimiento, y la esperanza de vida podría aumentar considerablemente.
Esto implica muchas preguntas éticas y también riesgos médicos, pues el tamaño de las nanopartículas tambien podría permitirles llegar a lugares no deseados como la membrana que protege al cerebro de agentes que pueden circular por la sangre y entre los que podrían haber nanorobots que causarían un envenenamiento.
Los nanorobots podrían también ser programados para realizar cirugías delicadas – estos nanocirujanos podrían trabajar a un nivel mil veces más preciso que el bisturí más preciso [Fuente: International Journal of Surgery].   Al trabajar en una escala tan pequeña, un nanorobot podría funcionar sin dejar las cicatrices que la cirugía convencional. Además, los nanorobots podrían cambiar la apariencia física. Podrían ser programados para realizar cirugías estéticas, y reacomodar sus átomos para cambiar sus oídos, nariz, color de ojos o cualquier otra característica física que usted desea alterar.

En la actualidad, los científicos han encontrado dos estructuras de tamaño nanométrico de particular interés: nanocables y nanotubos de carbono.

Los Nanocables son alambres con un diámetro muy pequeño, a veces tan pequeñas como 1 nanómetro. Los científicos esperan usarlas para crear pequeños transistores de chips de ordenador y otros dispositivos electrónicos. En el último par de años, los nanotubos de carbono han ensombrecido los nanocables. Aún estamos aprendiendo acerca de estas estructuras, pero lo que hemos aprendido hasta ahora es muy emocionante.

A nivel estético podemos citar ejemplos de aplicación de la nanotecnología en:

  1. Vendajes antimicrobios:  el científico Robert Burrell ha creado un proceso para la fabricación de vendas antibacterianas utilizando nanopartículas de plata. Los iones de plata bloquean la respiración celular de los microbios, matándolos [fuente: Burnsurgery.org].
  2. Pantallas solares para la piel: Muchos protectores solares contienen nanopartículas de óxido de zinc o de óxido de titanio. Las fórmulas más viejas de protectores solares usan partículas más grandes, que es lo que da la mayoría de los protectores solares su color blanquecino. Las partículas más pequeñas son menos visibles, lo que significa que cuando se frota la crema protectora solar en la piel, ya no le dará un tinte blanquecino.
  3. Cosméticos de penetración profunda.