La decoloración e hiperpigmentación de la piel está determinada por tu tono de piel

Mujer envuelta en toallas

El rejuvenecimiento de la piel es uno de los tratamientos más solocitados en las Clínicas de Estética

La decoloración y la hiperpigmentación, pueden surgir de una variedad de causas diferentes. La piel clara no contiene muchos  melanocitos o melanina (que es responsable de dar a la piel y el cabello su color), por lo que es más susceptible a la hiperpigmentación. Sin embargo, la decoloración puede afectar a todos los tonos y tipos de piel .

Los tonos de la piel tienden a tener un matiz rosado y pueden quemarse fácilmente en el sol. Las cicatrices del acné, manchas solares, hematomas y rotura de capilares son más propensos a aparecer en la piel más clara, ya que es más fina y delgada.

La piel clara es el tono más común entre los caucásicos y asiáticos, la piel clara y  de media-claridad tiene matices de color beige o amarillo, y la hiperpigmentación es una preocuación común para estas poblaciones.

Los tipos de piel más oscura como las latinas y las de ascendencia mediterránea, presentas tonos de claridad media u oliva y son más propensas a cicatrices de acné, daño solar e hiperpigmentación prolongada.

Los tipos de piel muy oscura son más comunes en los afroamericanos. Aunque tiene más melanina, la piel muy oscura puede quemarse (aunque no lo aparente mucho), es propensa a los daños del sol, y es más susceptible a desarrollar manchas marrones.

Ya sea que su hiperpigmentación sea de color marrón, rosada o roja, la parte decolorada de su piel es básicamente la señalización que ha sido dañada. En cuanto a la magnitud del daño profundo y a qué profundida puede ir dentro de la piel, sobre todo depende del color, tamaño y antigüedad de la hiperpigmentación.

Via NewBeauty