Cardio Pad revolucina los tratamientos cardíacos en Camerún

Arthur Zang (1987) es un especialista en tecnología que en su tiempo libre creó el primer dispositivo móvil de atención médica Africano.

El Cardio Pad permite que personal de salud que se encuentra en áreas rurales envíe resultados de pruebas médicas a especialistas con una simple conexión de móvil.

El potencial es crear una red masiva de atención cardíaca que llegará a zonas remotas no solo en camerún sino en otras naciones en desarrollo.

Himore Medical, la compañia del joven Zang va a comercializar el patentado Cardio Pad en un kit de diagnóstico con un precio inferior a $2000 dólares.
El kit incluirá cuatro electrodos y un sensor que conectados al paciente transmite sus señales vía Bluetooth al Cardio Pad. El kit toma un Electrocardiograma digital (ECG) con la lectura de la función cardíaca del paciente.

Los resultados obtenidos en el trabajo de campo se envían a un centro de datos nacional donde un equipo de cardiólogos realiza el diagnóstico y lo envía al personal de salud a cargo del paciente junto con las instrucciones de la prescripción.
Este modelo convierte el Cardio Pad en una verdadera herramienta de telemedicina y mHealth, pues los datos del paciente servirán para diagnosticar muchas otras condiciones.

Zang inició su trabajo en 2007 al terminar sus estudios de tecnología y teniendo como motivación principal aplicar la tecnología a la salud. Su mentor fue el Cardiólogo Samuel Kingué del hospital de Yaounde. Sin embargo la financiación era un problema y ante las dificultades Arthur Zang publicó un vídeo de su proyecto en Facebook pidiendo financiación. El gobierno de Camerún respondió aportando $20.000 dólares con los que se produjeron 20 tablets, 2 de las cuales fueron probadas en hospitales.

Posteriormente Arthur Zang recibió el Rolex Awared for Enterprise y con sus fondos produjo 100 tablets Cardio Pad, 10 para cada provincia de Camerún. Su meta es tener 500 Cardio Pads operativos en su país, así coo exportarlos a otras regiones de África y a la India.

Aunque actualmente el Cardio Pad se produce en China, Zang espera que en la próxima década se produzca en Camerún, generando beneficios económicos para su país.
Probablemente escucharemos en un futuro de Cardioglob, una red internacional de hospitales y cardiólogos ideada por Zang para administrar servicios en cardiología o de un beeper que alerta al personal médico cuando un paciente se encuentra en una emergencia médica.